image

Hablemos de un tema del que quería hablaros hace mucho: las historias cliché. Esta tendencia es muy popular entre los lectores. Parece ser que hoy en día es algo que vende mucho en las librerías. Pero, ¿a qué se debe esta popularidad? ¿Por qué los lectores lo prefieren?

¿Todos sabemos en qué consiste? Para aquellos que no lo sepáis, el cliché es aquella idea que se ha repetido tantas veces que, en cierta medida, ha perdido fuerza. Es considerado un tópico común, algo falto de originalidad. Entonces, ¿por qué nos gusta tanto?

En mi opinión, este tipo de novelas son las que siempre se han dado y por eso los lectores las preferimos. Amores imposibles o prohibidos, los vampiros, la guerra entre los hombres lobo y los vampiros… Todos ellas son consideradas temáticas cliché. Pero siguen gustando y por eso los escritores siguen creando historias de este género.

Hay gente que cree que aquellas personas que escriben historias cliché no son tan creativas como las que se centran en otros géneros. Están erradas. Una historia cliché puede ser original y creativa si uno sabe cómo enfocarla. Eso siempre va a estar en manos del escritor.

Me considero una lectora y a veces recurro al cliché. Me gustan mucho ese tipo de novelas, quizá porque me hacen soñar una vida que verdaderamente ansío. Ojo, no quiere decir que todas sean buenas, porque me he topado con verdaderas porquerías en mis años de lectora. Pero la mayoría han provocado en mí sensaciones que me gustaría vivir alguna vez: el amor verdadero, el cumplimiento de mis sueños y aspiraciones…

Los temas cliché más utilizados

1. Clichés en la literatura fantástica

image

El protagonista siempre es el héroe. Esto es algo que nos han inculcado en la literatura moderna a los jóvenes y, debido a su gran acogida, hoy en día es muy difícil encontrarnos una novela cuyo personaje protagonista no sea también el héroe.

Siempre hay un Elegido. Unido un poco con el primer punto, solemos encontrarnos con que el personaje principal suele ser el Elegido en las profecías. Normalmente en sus manos suele estar la humanidad entera.

El protagonista es huérfano. Esto es todo un tópico. La ausencia de padres es algo que a los escritores nos da mucha libertad a la hora de escribir situaciones en las que en la mayoría de los casos los padres estarían en contra.

Siempre hay un mago que es más experto y sabio que el resto. Esto es algo que se repite en una diversidad de novelas como Harry Potter o El Señor de los Anillos.

El antagonista siempre viste con colores oscuros. Es muy común. Siempre pensamos que porque sean malos deben vestir con estos colores. Se relacionan los colores oscuros como el negro y el rojo a los villanos. ¿Los protagonistas no pueden ir de negro?, me pregunto yo, ¿es obligatorio para los antagonistas?

Los buenos son personas guapas y los villanos son personas carentes de belleza. Nos encontramos con cosas como que el protagonista es la reencarnación de un dios y que el antagonista es deforme y sin belleza alguna.

Mujeres florero. Son aquellas mujeres que siempre son rescatadas por el héroe. Por fortuna, esto poco a poco se está dejando de lado. Personajes como Ahriel en Alas de Fuego o Vaiana en Donde los Árboles Cantan, ambos libros escritos por Laura Gallego, son un claro ejemplo de la literatura fantástica moderna, en la que cada vez las mujeres florero tienen menos fama.

El objeto mágico. Esto es muy común en las novelas de este género. Siempre va a haber un objeto que el Elegido deberá usar para hacer el bien y que el villano querrá para hacerse con el poder del mundo.

Los elfos, los enanos, las hadas y los dragones. Son los personajes típicos de las novelas fantásticas y los que más suelen gustar.

2. Clichés en la literatura juvenil

image

Los triángulos amorosos. Romances como el que había entre Katniss, Peeta y Gale en Los Juegos del Hambre son algo que ya empiezan a cansar. Se han convertido en un tópico y, a mi parecer, deberíamos evitarlos. Hay personas a las que les parecen interesantes las historias en las que los protagonistas están envueltos en un triángulo amoroso, pero a mí me aburren. Por favor, si queréis ser escritores, evitadlo aunque esté de moda.

El romance entre la chica buena y el chico malo. Es algo que a los jóvenes (yo incluida) nos encanta. Es una fantasía que las chicas lectoras tenemos, que el chico más popular y “malote” se enamore de nosotras por nuestra personalidad y no por nuestra belleza. Aunque las novelas de este tipo son de las más abundantes, no me canso de leerlas.

La protagonista femenina suele ser o considerarse del montón. Es un tópico. Siempre se va a ver fea o menos guapa que las populares de su colegio o universidad, pero no lo va a ser. Por favor, más variedad. Además, el popular siempre se va a fijar en ella y las consideradas como zorras van a estar en su contra.

La más zorra es la antagonista. Es común en las novelas de este género que siempre la chica más guay y sexy va a atacar física o verbalmente a la protagonista femenina delante de todos. Además, los escritores siempre suelen crear a este tipo de personajes de tal manera que los lectores los odiamos y consideramos que son estúpidos.

El mejor amigo de la protagonista es gay. No solo eso, será un chico muy sexy por el que el popular esté celoso.

El chico malo tiene su lado romántico y profundo. En todas las novelas nos daremos cuenta que el chico por el que está colada la protagonista femenina es en realidad diferente a como lo habíamos pensado. Aunque no lo demuestre, sus actos irán enamorando tanto a la protagonista como a las lectoras (este tipo de novelas están enfocadas a las chicas).

La denominada friendzone. Siempre va a haber algún personaje que esté colado por la protagonista o la amiga de esta y ella no sienta lo mismo. Es habitual y en ocasiones me cansa leer historias que contengan esta característica. Necesitamos un cambio, por favor.

El hermano sobreprotector. Si tiene hermanos mayores masculinos, estos siempre serás muy sobreprotectores con el personaje femenino. Ah, y amenazaran al hombre del que está enamorada.

3. Clichés en la literatura romántica

image

 

El personaje protagonista (sobre todo si es mujer) suele ser vírgen. ¿Por qué?, me pregunto. Pero lo peor no es eso, cuando se acuestan por primera vez con su amado son todas unas expertas y no les duele. No me parece para nada realista. Entiendo que si la protagonista es joven (entre quince y dieciocho años) puede serlo sin lugar a dudas, pero, por favor, de ser así, dadles realismo.

Los celos del chico. Una de las cosas que más se repiten es que siempre va a haber alguien que le ponga celoso al que está enamorado de la protagonista y él, para marcar territorio, siempre demostrará que ella es suya.

Las mujeres siempre son propiedad de los hombres. ¿Qué clase de ejemplo es ese para las lectoras jóvenes? Es indignante en las novelas que la mujer tenga este papel. ¿Por qué los hombres no pueden ser propiedad de la mujer? ¿O por qué ninguno pertenece a nadie y ya está?

Por alguna extraña razón los protagonistas no pueden estar juntos. El amor prohibido es lo que más vende: amor entre dos mejores amigos, amor entre la protagonista y el mejor amigo de su hermano…

El hombre es un playboy, pero cuando conoce a la protagonista cambia. Típico. El hombre se da cuenta de que la quiere y, por ello, intenta cambiar para complacerla.   ¿No os habéis parado a pensar en que la mujer podría estar enamorada de ese lado suyo?

Los protagonistas se conocen en una situación no muy común. O se caen a sus brazos o la chica habla mal del jefe sin saber que él es el jefe o situaciones del estilo. ¿No podrían conocerse en un bar o discoteca, como la gente común y corriente?

Hay una segunda mujer que también quiere conquistar al chico. Para ello, suele seducir al chico y atacar con su lengua venenosa a la protagonista. También suelen compararla con una Barbie.

Ella es insegura y tímida. No cree que un chico tan guapo y sexy como él ha visto en ella. ¿En serio? ¡Despierta de una vez!, me gustaría gritarle a l protagonista cuando leo frases como esas.

El chicos en multimillonario o es dueño de una de las mayores empresas del país. ¿Va en serio? ¿Por qué él no puede ser un hombre común y corriente? ¿Así cómo saber que la protagonista se ha enamorado de cómo es y no de su dinero? Seamos originales, por favor.

4. Clichés en la literatura de ciencia ficción

image

Sociedad condenada. Todo depende de un héroe. Suelen ser situaciones nefastas como en Los Juegos del Hambre o Divergente.

Los artilugios. Máquinas del tiempo, robots, rayos láser… Todo se repite en las distintas novelas de este tipo.

Este tipo de novelas se suelen situar en un futuro muy lejano, como si la creación de robots no se estuviera dando ya.

image

Los clichés están muy de moda, sobre todo en las novelas juveniles. Creo que como escritores debemos romper los esquemas e intentar crear ideas originales tal y como hizo J. R. R. Tolkien con El Señor de los Anillos. Con esto no quiero decir que debamos crear una lengua nueva, no; pero sí que debemos aportar algo nuevo. Eso va a estar en vuestras manos.

También creo que escribir historias cliché es una buena forma de introducirse en el mundillo de la escritura, pues a veces casi se escriben solas. Yo os animo.

Por último, quiero deciros que una de mis novelas es muy cliché (ya os he dicho que me encantan las historias en las que el chico malo se enamora de la chica que es considerada una empollona). Mi novela va de eso, aunque he intentado darle toques originales. La he publicado en Wattpad y en el año que ya lleva publicada ha tenido una gran acogida.

¿A vosotros os gusta el cliché? Si es así, ¿qué parte del esto os gusta? ¿Estáis de acuerdo con mis ideas? ¿Conocéis algún cliché más que yo no haya puesto?

Anuncios