Uno de los temas más polémicos actuales son los deberes escolares. En esta guerra de a dos bandos no hay quien no se moje. Muchos están a favor mientras que otros desearían que la gran cantidad de deberes que sus hijos tienen que hacer cada día sea menor.

Como futura maestra de primaria estoy en contra de los deberes, sobre todo si son excesivos. En mi opinión un niño de primaria debería aprovechar al máximo esa etapa tan feliz y maravillosa llamada infancia. Por ello, en vez de pasarse las horas del día encerrados en casa haciendo las tareas, deberían salir al parque a jugar, hacer alguna actividad extraescolar que ellos elijan…

Algunas fuentes aseguran que los niños de primaria, sobre todo los más mayores, pasan más de seis horas a la semana haciendo deberes. ¿No creéis que es demasiado? Es más, recuerdo que hace años un amigo me dijo que su primo de cinco años debía buscar información sobre un monte que está en la provincia vasca de Vizcaya. ¿Es normal que un niño tan pequeño deba hacer esas cosas aun estando sus padres para ayudarlo?

Los deberes deberían emplearse únicamente como refuerzo si se ve necesario. No podemos obligar a nuestros niños a que hagan tareas todos los días porque acabarán aborreciendo la escuela y su nivel de estrés estará por las nubes. No me puedo imaginar lo estresante que tiene que ser tener que hacer muchos ejercicios para el día siguiente, sin que apenas quede tiempo para relajarnos.

Boy studying

Yo estoy a favor que el fin de semana los niños tengan alguna tarea que hacer, pero no durante la semana lectiva. Tenemos que tener en cuenta que todavía son niños y que su deber es aprovechar esa energía tan burbujeante que tienen corriendo, gritando, jugando entre ellos o haciendo lo que les gustaría hacer como actividad extraescolar (tenis, danza, fútbol…).

Desgraciadamente, en España los niños cada vez tienen más deberes, como si no fuera suficiente pasar seis horas al día encerrados en esa cárcel llamada.  E. Si queremos que nuestros niños estén motivados por los estudios, tenemos que acabar con esta anarquía de una vez por todas.

Yo no recuerdo que en mi infancia no pudiera salir a la calle porque tenía deberes. Sin embargo, esa es la situación a la que nos enfrentamos hoy en día, pues muchos niños se ven obligados a aplazar sus horas de juego por las dichosas tareas.

En todo este debate hay dos bandos: los que están a favor y los que están en contra. imageLos primeros creen que son esenciales para que los niños saquen su mayor potencial, y los segundos son aquellos que creen que los deberes solo perjudican el rendimiento académico. Yo me encuentro entre estas dos posturas, ni a favor ni en contra. Creo que los niños de primaria deberían llevar tareas a casa los fines de semana para así poder repasar todo lo que han hecho durante la semana. Eso sí, no creo que deban pasarse horas y horas sentados frente a los escritorios de sus habitaciones muertos del asco porque tienen que hacer una pila descomunal de deberes. Debería haber un término medio. Yo pondría que a lo sumo deberían pasar hora y media en total (el fin de semana) haciendo los deberes.

Vale, ahora que tenemos claro eso, seguro que muchos os preguntaréis: “Muy bien, pero ¿qué clase de deberes mandarías si fueras profesora?”. Mis deberes serían dependiendo del curso y de las necesidades del alumnos. Es decir, si veo que a uno de mis alumnos le cuesta más avanzar en la lectura, le mandaría la tarea de leer un texto o capítulo de un libro que hayamos trabajado en clase antes. Pasaría lo mismo si otro de mis alumnos es algo más torpe en las sumas y, para intentar ayudarle, le mandaría hacer algunos ejercicios relacionados con eso.

¿Os imagináis un mundo en donde los niños no jueguen en las calles? ¿Un mundo en donde esos pequeños permanecen en sus casas encerrados haciendo los deberes? ¿No? Yo creo que como sigamos así, eso va a ser lo que consigamos: niños tristes, estresados, sin ganas de estudiar, deseando que esa etapa de la vida termine, la que se supone que es la etapa más feliz e inocente de la vida.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¿Qué pensáis sobre este tema? ¿Creéis que los niños de primaria deben pasarse horas y horas estudiando para mejorar su rendimiento académico o que solo deberían hacer deberes como refuerzo?

Anuncios