Hablemos de algo que nos interesa a todas las personas, de algo que todo el mundo hace en su tiempo libre: ir al cine. ¿A quién no le gusta ir de vez en cuando? Ver una película en la oscuridad, comiendo palomitas y, en la mayoría de los casos, disfrutando de la buen compañía…

image

El Padrino. Lo que el viento se llevó. La lista de Schindler. Forrest Gump. Todas ellas son películas que la mayoría conocemos, si bien las hemos visto o hemos oído hablar de ellas. Y es que el cine es uno de los mejores inventos del siglo XIX. No obstante, en los últimos años el precio de la entrada ha aumentado bastante, se ha encarecido. Y yo me pregunto: ¿merece la pena pagar la entrada?

Según FACUA, una entrada de cine cuesta una mediad de 5,96 euros a nivel nacional, aunque los fines de semana su precio aumenta un 2,8%. Además, en 2004 el coste de la entrada rondaba los 4,80 euros; en 2005 costaba 5,05; en 2006 su precio era de 5,22 euros… Ahora en algunas provincias españolas el precio de la entrada es de unos 6,50 euros o más. ¡Una barbaridad!

Si echamos una mirada a las estadísticas, las ciudades más caras son A Coruña, Albacete y Oviedo, cuyo coste por entrada es de 7,50 euros de media en días laborables. Les siguen Alicante y Barcelona con un precio de 7,45 y 7,42 euros de media. Tras ellos va Madrid con un precio de 7, 39 euros. Por el otro lado, las provincias cuya entrada es más barata son Melilla (5 euros) seguida de Almería, Granada y Zamora (5,50 euros).

Si miramos el coste de las entradas de los fines de semana, Barcelona es la ciudad más cara, con un coste de 7,62 euros seguida de Tarragona (7,60 euros de media), Oviedo, Albacete y A Coruña, cuyo coste es de 7,50 euros. Sin embargo, el precio medio de las entradas es de 6,664 euros.

Esto no es todo. La FACUA ha realizado un estudio comparativo sobre lo que cuesta ir a ver una película en 3D, y ha llegado a la conclusión de que el precio medio es de 8,80 euros, un 35% más caras que las películas 2D. Además, se observa que la media más cara se encuentra en los cines de Barcelona, con 10,53 euros la película seguido de A Coruña, cuyo coste se encuentra alrededor de 10,17 euros la entrada, y Madrid, cuyo precio oscila en los 10,08 euros. Por el lado contrario, los precios más baratos están en Zamora con 6,59 euros la entrada seguido de Cáceres, cuya entrada tiene un valor de 6,70 euros, y Melilla, Granada, Jaén y Ciudad Real, que solo cuesta 7,00 euros la película.

Pero ahí no se queda la cosa. Todos los cines de España (Cinesa, Yelmo Cines…) no permiten la entrada ni de comida ni de bebida ajena que no haya sido comprada en el establecimiento, así que si a la entrada se le suma lo que uno paga por la comida y la bebida (cuyo precio es muy elevado, por cierto); los cines españoles obtienen un gran beneficio.

Una vez analizados estos datos, yo me pregunto: ¿merece la pena pagar tanto dinero?

Depende.

Depende de la película que uno vaya a ver. Si es una película que se lleva mucho tiempo esperando o es una continuación de una saga o trilogía que nos haya gustado mucho, merecerá la pena pagar el precio. En cambio, si el tráiler de la película nos da la sensación de que no pueda ser de nuestro agrado, lo mejor será que no paguemos la entrada , ya que en Internet se puede ver de forma más barata.

También depende de si comemos algo (palomitas, patatas, regalices…) o no, o si bebemos algo (Coca-Cola, Kas, Powerade, agua…) o no. ¿Por qué debemos pagar 2,50 euros por una bebida si en el supermercado cuesta una cuarta parte? Es absurdo.

Dejando todo esto de lado, quisiera añadir que soy una cinéfila. Me gusta ver películas en el cine desde que era muy pequeña. Además, adoro las películas y sé distinguir entre las que merecen la pena ser vistas y las que no. Por ello, de todas las películas que ponen en el cine hago una lista con las que me gustaría ver y, después, con ayuda de los tráileres, voy descartando películas. Eso sí, las que descarto las veo en casa.

Para finalizar, me gustaría decir que deberíamos ser prudentes a la hora de ir al cine porque es un entretenimiento y estafa a la vez. ¿Nunca os habéis preguntado la cantidad de dinero que derrocháis en el cine? No obstante, a pesar de eso, creo que ir al cine una o dos veces al mes estaría bien, ya que, como Pedro Ruiz dijo, “lo bueno del cine es que durante dos horas los problemas son de otros”; y es que cuando vemos una película, nos olvidamos de todo y nos convertimos en los protagonistas, y eso es una de las cosas maravillosas que tiene el cine y por lo que vale la pena ir.

image

Nota de Autora:

Este artículo lo he escrito hace unos años, así que puede que los datos que he expuesto no se ajusten con la realidad. Hace unos tres años que lo escribí.

¿Os gusta ir al cine? ¿Qué tipo de películas os gustan? Yo prefiero las comedias románticas y las de fantasía.

Anuncios